Lo que hoy te gusta… Mañana te destruye

Publicada en

Me lo presentaron como algo divertido, como algo normal, una actividad tipo ritual que la gente de cierta edad le da curiosidad y prueba. Unos lo hacían por gusto, otros lo hacían por presión e incluso otros los hacían por depresión sin saber que tanto el alcohol como las drogas son una callejón sin salida.

Empieza como algo necesario para pasar un buen rato, para contar una buena historia o para alegrar una fiesta, sin embargo, los efectos de cualquiera de estos 2 vicios van más allá de una noche. El daño corporal, el daño moral y el reflejo que uno transmiten queda por bastante más de una noche. Un día no muy lejano, perdiste oportunidades, te peleaste con tu familia, formaste una mala reputación y perdiste el tiempo en cosas que no valían la pena.

“En promedio los guatemaltecos se inician en el consumo de licor, a la edad de los 15 años. También de cada 100 guatemaltecos, 66 consumen licor. En promedio, un individuo ingiere 64.75 litros de bebidas alcohólicas al año”. Estas son cifras realmente preocupantes, por lo que todos tenemos que tomar conciencia de la magnitud del daño que puede provocar ya que hasta las mismas empresas que venden el producto especifican el poder y el daño que estas traen.

El problema con estos vicios es que crean dependencia además de ser extremo nocivas para el organismo. Los jóvenes están siendo los más afectados y están más propensos a estos factores. Sí usted es joven y cree que tiene algún tipo de problema o gusto por cualquier sustancia nociva por favor acoplarse a centros de ayuda (A.A) dónde se les brindará el apoyo necesario para salir de su problema,

 

¡No espere que el problema se le vaya de las manos, arréglelo a tiempo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *